Fairness

La vida es justa porque es injusta para todos.

Así comentan pero creo que es puramente para hacerte sentir mejor.

La vida no es justa, el país donde vives no es justo, la ciudad que transitas no es justa, y las personas que te rodean, muchas veces, no son justas.

No es justo aprisionar a alguien por algo que no fue elegido, por la simple razón de no haber tenido la oportunidad de aprender mientras crecía, por no haber tenido esos modelos a seguir que me convirtieran en una buena persona.

Si me preguntan, ya ni sé si las personas son capaces de cambiar, porque quererlo de corazón no basta ni para empezar.

Que por más que arregles, por más que intentes, nunca será suficiente.

Esto se ha salido ya de control.

Nadie más que yo desearía haber tenido alguien en mi vida que me dijera que esas cosas no eran normales. Que sufrir no era normal. Ignorar, atacar, juzgar.

Alguien en mi vida que me dijera que no estaba bien. Lograr tener una vida fuera, en el mundo real, Haber logrado caer y aprender a levantarme. A no olvidar los patines porque una vez raspé mis rodillas.

Alguien que me mostrara que la vida también tiene cosas buenas, que el amor existe.

Alguien que me explicara que el dolor en el pecho pasará y que la vida siempre continuará, estés en ella o no.

Que está bien llorar y soltar ese nudo de vez en cuando, cuando sientes que ya no puedes más.

Alguien que me hubiera dicho que las lágrimas tienen un sabor a sal, aunque no le hubiese creído. Y que esa misma persona me dijera, que está bien sentir, que está bien bajar los muros, no estar alerta todo el tiempo. Que existen lugares seguros.

Me hubiera gustado en mi vida, más injusticia para ahora tener el poder de defender mis derechos.

Me hubiera gustado en mi vida, más dolor para ahora ser más fuerte.

Me hubiera gustado en mi vida alguien que me dijera que me estaba usando, para ahora poder identificarlo.

Me hubiera gustado en mi vida, alguien que hubiera a martillo puro tirar abajo mis muros, para que ahora que no están, pudiera entender estos locos sentimientos.

Porque ahora ya los muros no están, ya no los puedo volver a subir, todo dentro de mi está sueltos y explotan como el preso que sale por fin en libertad.

Me hubiera gustado, también, que en mi vida, me hubiesen costado un poco más las cosas, tal vez así ahora fuera más agradecida y me quejara menos.


Pero a final de cuentas, no puedo cambiar de vida, y mucho menos volver al pasado y decirme todo esto. Tenía esperanzas de que podía cambiar, de que podía solucionarlo, lo entregué todo y me volví vulnerable. 

Y todo eso, solo para que cada vez que arreglo algo, me cuenten que me faltan cien más.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s