A ratos

Si mis lagrimas sirvieran para comprar, Tal vez me alcanzara para comprar un poco de felicidad.

Si el dolor sirviera para intercambiar, Tal vez me alcanzara para un poco de tranquilidad.

Si el vacío se pudiese llenar en una tienda, tal vez lo llenaría de paz.

Si en la vida se pudiesen coleccionar momentos, tal vez los pudiese ver cuando ya no me queda nada. Recordar que alguna vez fui feliz, que alguna vez hubo una sonrisa sincera en mi rostro.

Porque si se pudiese regalar un pedazo de cielo, lo regalaría a cada persona que he herido. Le daría una estrella a cada persona a la que he mentido. Y un corazón nuevo para que tengan la oportunidad que yo no tuve.

Que si con cada nudo en mi garganta se hiciera uno en una soga, estarían anclados todos los barcos del mundo.

Porque la peor parte de sufrir, es no poder sufrir en público. Tener que tragar cuando la garganta esta bloqueada, tener que respirar cuando ya no te queda aire, tener que calmarte cuando al corazón le falta sangre, tener que sonreír, cuando tus ojos, ven tu alma morir.

Que ya no se cuantos dolores en el pecho pueda soportar, que en una de estás juro que mi corazón saldrá por mi piel y me dirá que ya basta, que esta cansado, que necesita parar, descansar, solo por un rato.

Ratos que pueden ser eternos.

Y eternidades, que pueden durar un segundo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s