Un clichè

Un cliché 

Una mirada al otro lado del salón de clases, que te brinda comodidad y seguridad. 

Que te llena de paz sin haber si quiera, intercambiado palabras.

Eventos y situaciones como si la vida jugara con nosotros, como si no tuviéramos opción más que tenernos cerca y, sin embargo, establecíamos millas entre nosotros.

Abrazos que llenaban el alma de palabras sin que se escuchara nada, que formaban escudos, que para nosotros, eran invencibles.

Castigos que no eran castigos si eran a tu lado.

Que con dolor en la mano y el lápiz gastado te miraba y sonreías, y todo volvía a estar bien.

Días donde la gente se multiplicaba por metro, y el tiempo parecía frenar cuando mis ojos chocaban con los tuyos, el momento se hacía eterno pero a la vez, tan efímero.

Despedidas que nos volvían actores, hechos de material resistente, pero que al final, se rompe.

Y despedida tras despedida, sentimientos van saliendo a flote.

Porque ya te cansas de decir adiós, te cansas de esperar, de la indecisión, del no saber, de la corazonada…

Sentimientos que parecen haber estado desde el principio de los tiempos, pero la razón, parece haberse perdido.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s