¿Cómo estás? 

¿Cómo estás? 

Se ha vuelto ya casi una pregunta automática, difícil de diferenciar cuando solo están siendo ‘amables’ o cuando de verdad quieren saber.

Últimamente me lo preguntan mucho, incluso personas que no conozco.

A veces pienso que mi sufrimiento es el resultado de la unión de una sociedad, o puede ser que solo se me vea la tristeza en la cara.

¿Que cómo estoy? —pienso. Soy la persona más odiada del país, mi identidad es de dominio social, así como el anticristo de esta sociedad. 

Que cada cinco minutos bajo un escalón a la realidad y parte de mi alma, mi identidad, mi mente y mi corazón se vuelven polvo que ensucia el aire.

Y, a veces, en los días malos, llego a bajar cinco escalones en un minuto, y pues ahí me tengo que tomar un respiro y escuchar a las personas repetirme que esta todo en mi cabeza, que nadie esta en contra mío, que todo cambia cuando yo lo decida.

Pero sí. Estoy bien. Gracias por preguntar.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s